Sevilla

El Festival de Sevilla 2022 suma nuevos títulos a tres de sus secciones

El certamen hispalense, que se celebrará del 4 al 12 de noviembre, anuncia nuevas películas en su sección oficial, Las Nuevas Olas e Historias Extraordinarias, que recogen audaces híbridos de realidad y ficción, novedosas miradas a las cuestiones de género y LGTBI y personales visiones de los conflictos del mundo contemporáneo, desde Túnez hasta Ucrania.

El Festival de Sevilla sigue sumando autores a la Sección Oficial de su 19ª edición, que se celebrará del 4 al 12 de noviembre. Lav Diaz, João Pedro Rodrigues y Paolo Taviani se incorporan a la competición por el Giraldillo de Oro, al que aspirarán también la joven realizadora francesa Lola Quivoron y el tándem formado por Tizza Covi y Rainer Frimmer. Todos los títulos incluidos en este segundo avance de programación son estrenos absolutos en España, por lo que el certamen ratifica su condición de puerta de entrada a nuestro país del mejor cine de autor internacional.

Poseedor de una cuantiosa nómina de reconocimientos entre los que se encuentran el León de Oro y el Premio Orizzonti del Festival de Venecia, el Leopardo de Oro de Locarno y el Premio Alfred Bauer de la Berlinale, el filipino Lav Diaz es desde hace dos décadas una figura insoslayable del cine de autor internacional gracias a sus radicales experiencias fílmicas entre el intimismo y la épica. En When the waves are gone, una coproducción de Filipinas, Francia, Dinamarca y Portugal que se proyectó fuera de concurso en Venecia, el director se apoya en ciertos tropos del cine de género, desde el policial al thriller psicológico, para narrar la historia de dos policías enfrentados por una traición personal que acaban erigiéndose en símbolos del declive moral de la Filipinas azotada por la violencia y la corrupción de la era del presidente Rodrigo Duterte. 

When the waves are gone

João Pedro Rodrigues, autor clave del reciente y fecundo cine portugués, vuelve al Festival de Sevilla, en cuya sección Las Nuevas Olas presentó en 2012 La última vez que vi Macao. Entre la comedia amorosa y la fantasía musical-queer, con una pátina distópica y espíritu de sátira buñueliana, el ganador del Leopardo de Oro por El ornitólogo narra en Fogo-fátuo, cuya proyección en la Quincena de Realizadores de Cannes provocó un gran revuelo festivo, una historia de bomberos y miembros de la realeza de un Portugal futuro donde se ha restaurado la monarquía, para plantear una lúdica y desinhibida parábola sobre el presente que aborda desde cuestiones de clase hasta la emergencia climática o la crisis global del covid. 

También regresará a Sevilla el gran maestro italiano Paolo Taviani, historia viva de la cinematografía europea y Giraldillo de Honor 2017 junto a su hermano Vittorio, fallecido en 2018. Ambos formaron una de las más singulares parejas creativas de la historia del cine, responsable de hitos como Padre padrone, Palma de Oro en Cannes, o César debe morir, Oso de Oro en Berlín. Leonora addio, presentada en la Berlinale, es la primera película realizada en solitario por Paolo Taviani, quien a sus 90 años entrega su obra más libre y heterodoxa. Apoyándose en la figura de Luigi Pirandello, algunos de cuyos cuentos inspiraron antes a los dos hermanos en Caos (1984), Taviani narra el largo traslado de las cenizas del escritor desde Roma hasta encontrar sepultura en Porto Empedocle, su pueblo natal en Sicilia. Una singular peripecia a través de la cual el cineasta recorre la convulsa historia de Italia en el siglo XX, realiza un canto de amor a la creación artística y rinde tributo a la gran tradición neorrealista de su país.

También con sello italiano se verá dentro de la Sección Oficial Vera, de Tizza Covi y Rainer Frimmer, una película doblemente refrendada en su paso por el Festival de Venecia con los premios a la mejor dirección y a la mejor actriz (para Vera Gemma) de la sección Orizzonti, y que acaba de ser preseleccionada como candidata a Mejor Película de los próximos Premios del Cine Europeo. Entre la realidad y la ficción, los autores firman un estudio de personaje centrado en Vera Gemma, hija de la mítica estrella del spaghetti western Giuliano Gemma y mujer extraviada a la que retratan en una Roma que se debate entre los ecos de los tiempos legendarios de Cinecittà y la aspereza de los suburbios. Los autores de esta película ya visitaron el Festival de Sevilla en calidad de miembro del jurado en 2015 (en el caso de Tizza Covi) y ambos en 2016 como coautores de Mister Universo, incluida en la Sección Oficial. 

Cierra este segundo avance de los títulos que aspirarán al Giraldillo de Oro el debut de la directora francesa Lola QuivoronRodeo, ganadora en Cannes del Premio Coup de Coeur de Un Certain Regard. Descrita por los críticos de IndieWire como “una mezcla de Titane, Fast & Furious y Girlhood”, la cinta relata la historia de una joven marginal cuya pasión por la velocidad, el riesgo y el olor a goma quemada la lleva a hacerse un sitio en un mundo clandestino dominado por los hombres: el de un grupo de moteros que hacen carreras ilegales y descubren en el garaje un inesperado espacio de protección. 

Estos cinco títulos se suman en la Sección Oficial del Festival de Sevilla a los cuatro anunciados con anterioridadSonne (Kurdwin Ayub), Scarlet (Pietro Marcello), Close (Lukas Dhont), film seleccionado para representar a Bélgica en la próxima edición de los Oscar, y Saint Omer (Alice Diop), película elegida para representar a Francia en los Oscar y ganadora en el Festival de Venecia el Gran Premio del Jurado.

Cuatro nuevos títulos para Las Nuevas Olas

The Dam (Ali Cherri), Safe Place (Juraj Lerotić), Nação valente (Carlos Conceiçao) y Human Flowers of Flesh (Helena Wittmann) fueron las cuatro primeras películas confirmadas por el Festival de Sevilla para la sección Las Nuevas Olas. Otras tantas se unen ahora a la competición de este emblemático espacio que dedica el certamen al cine más audaz e interesado en nuevos y atrevidos enfoques. 

En este marco concursará la coproducción francotunecina Ashkal, dirigida por Youssef Chebbi, proyectada en la Quincena de los Realizadores de Cannes y cuyo autor regresa a Sevilla tras presentar el año pasado también en Las Nuevas Olas Black Medusa. En el molde de un denso y oscuro thriller policial con fugas hacia el fantástico y el misterio, la cinta está repleta de ecos de la Revolución del Jazmín, que en 2011 prendió la mecha de las demás Primaveras Árabes. Además, Chebbi propone una enmienda al actual Túnez posrevolucionario, donde los derechos y libertades de las mujeres siguen siendo cuestiones sin resolver.

Ashkal

Ganadora en Locarno del Premio Especial del Jurado, Gigi la legge, del italiano Alessandro Comodin, constituye una muestra de ese cine contemporáneo pensado y filmado desde la difusa frontera que separa el registro documental de la ficción. Autor de L’estate di Giacomo (Leopardo de Oro de la sección Cineasti del Presente de Locarno) y I tempi felici verranno presto, Comodin se adentra en esta divertida película en la realidad de la Italia rural, donde un veterano policía de verbo y humor surrealistas y alma de seductor pasa sus días patrullando tres pequeños pueblos en los que impera el far niente, pese a lo cual él vive aguardando la irrupción del crimen en cualquier momento.

El pasado, el presente e incluso un hipotético futuro de las cuestiones de género e identidad sexual tendrán un destacado peso en la programación de la 19ª edición del Festival de Sevilla. Sobre estos temas gira Skin Deep, debut en el largometraje del alemán Alex Schaad estrenado en la Semana Internacional de la Crítica del Festival de Venecia. El cineasta alemán reflexiona en esta historia filosófica y juguetona sobre la complejidad de las relaciones a través de la aventura de una pareja que viaja a una isla donde una misteriosa institución ofrece la posibilidad de transmutar las almas de los visitantes a otros cuerpos.

Completa este nuevo avance de los títulos de Las Nuevas Olas Return to Seoul, del realizador francés de origen camboyano Davy Chou, autor del documental Golden Slumbers y de un primer largometraje de ficción, Diamond Island, que ganó el Premio SACD en la Semana de la Crítica de Cannes. En su nueva película, Chou narra la historia de una joven nacida en Corea del Sur y criada en Francia por unos padres adoptivos que emprende un viaje al país asiático por un impulso de reconexión con sus orígenes que la llevará a conocer el amor, abandonarse a la fiesta y redescubrir la ternura.

Más ‘Historias Extraordinarias’

A los ya desvelados Plan 75 (Chie Hayakawa) y For my country (Rachid Hami) se unirán otros tres títulos. El primero de ellos es la producción ucraniana How is Katia?, de la debutante Christina Tynkevych, que plantea un drama con alcance político: la hija de una joven madre soltera es atropellada por otra chica, que resulta ser la hija de un magnate local aspirante a la alcaldía de su ciudad. Éste, en su intento de proteger a su hija y conservar intactas sus ambiciones, hará todo lo posible para evitar que el incidente llegue a los tribunales. Presentada en Locarno, donde logró el Premio Especial del Jurado, la película compone un duro retrato de la corrupción extendida entre las instituciones y los distintos estratos sociales de la Ucrania anterior a la invasión rusa.  

Sobre un tono muy distinto se levanta Everybody loves Jeanne, de Céline Davaux, quien antes de abordar la ficción con materiales reales desarrolló una reconocida trayectoria en el cine de animación, que de manera orgánica integra esporádicamente en este último trabajo. La realizadora francesa propone aquí una comedia tierna y luminosa protagonizada por una joven que, en plena crisis existencial, se traslada a un abandonado piso en Lisboa propiedad de su familia. La mudanza será a la postre el catalizador de un intenso camino de autodescubrimiento, con el telón de fondo de una capital portuguesa alejada de la postal turística, afectada por la gentrificación y los procesos homogeneizadores de las grandes ciudades contemporáneas.

Blue Jean

Cierra este avance de programación la ópera prima de Georgia Oakley, Blue Jean, presentada en la Jornada de los Autores de Venecia. Reinterpretando con sensibilidad contemporánea la tradición del realismo social británico, Oakley aborda la estigmatización que sufrieron los homosexuales en los tiempos de Margaret Thatcher, cuyo Gobierno aprobó una ley (conocida como Sección 28, no se derogó hasta el año 2003) que equiparaba a los miembros de la comunidad LGTBI con los pedófilos. La película narra la historia de una profesora que, en ese contexto de homofobia generalizada, intenta esconder su verdadera identidad, una doble vida que quedará comprometida con la llegada a clase de una nueva alumna. 

[mailpoet_form id="1"]